Lo más interesante y mejor conservado es la torre, donde se puede observar el primitivo carácter del edificio.

De valor artístico destacan:

La pequeña talla de la Virgen de los Desamparados, siglo XVI.

Píxide de plata del s. XVI, es una pequeña caja redonda utilizada para guardar el Santísimo Sacramento o para llevarlo a los enfermos.

La talla de San Ramón Nonato, finales del siglo XVII.

Pinturas, que son tablas de 1641, del pintor Pablo Lázaro:

“ Descendimiento”.

“ Ecce Homo”.

“ Jesús con la cruz a cuestas”.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver política