Coria

Fundada antes de que los romanos ocuparan la península ibérica, y conocida como Caura, los romanos le dieron su actual nombre en latín, Caurium, y más tarde a esta ciudad se le concedió la ciudadanía romana. Posteriormente, en la época visigoda, se creó la Diócesis de Coria que, salvo por los años de ocupación musulmana, mantuvo a Coria como sede episcopal hasta el siglo XX, cuando la cabecera de la diócesis se desdobló para compartirla con Cáceres.

Tras la Reconquista, Coria pasó a ser capital de un señorío al cual pertenecieron pueblos que aún llevan el nombre de Coria como Guijo de Coria o Casillas de Coria. Tras la disolución de este, Coria pasó a ser capital del partido judicial de Coria.

En la actualidad, Coria es la ciudad más importante del noroeste de la provincia y un importante centro comercial y turístico, al conservar gran cantidad de monumentos y celebrar anualmente una fiesta de interés turístico de Extremadura y nacional en honor de san Juan.

CORIA

 

Lugares de INTERÉS

CATEDRAL de santa maría de la asunción


La catedral de Santa María de la Asunción se encuentra en la ciudad de Coria, Extremadura, en España. Su construcción actual, sobre el solar anteriormente ocupado por la original catedral visigoda, posteriormente por la mezquita mayor de la ciudad y, como antecesora más cercana, por la anterior iglesia-catedral románica, se inició en el año 1498, finalizando ésta 250 años más tarde, en torno a 1748. El terremoto de Lisboa, ocurrido el 1 de noviembre de 1755, la dañó seriamente.

La catedral es de estilo gótico de transición, con importantes añadidos platerescos y barrocos (torre-campanario diseñada por Manuel de Lara Churriguera). En su interior guarda una magnífica colección de pintura, escultura y orfebrería

MUSEO DE LA CÁRCEL REAL

Una antigua prisión de Coria, construida en 1686 y que aún conserva sus estancias tal cual se concibieron, alberga el Museo de la Cárcel Real. Este museo posee una exposición permanente situada en su planta baja, con una importante colección arqueológica que recoge piezas que recorren la historia de Coria desde la Prehistoria hasta su época medieval. Sus colecciones de epigrafía romana, una escultura en mármol romana, útiles prehistóricos, estelas, y por supuesto, el Fuero de Coria, son elementos interesantes que no debes pasar por alto en tu visita.

El museo dedica su planta de arriba a exposiciones temporales a lo largo de todo el año. En determinadas ocasiones se dedica a mostrar las famosas fiestas de San Juan.

CASTILLO DE LOS DUQUES DE ALBA


El castillo del siglo XV es obra del arquitecto Juan Carrera, y fruto de una reforma realizada sobre una construcción defensiva de origen romano. Se eliminó parte de la muralla romana, se reutilizaron los materiales para la nueva construcción y se unió a la fortaleza una torre albarrana de sillería que ya existía y fue modificada. Según Cooper podría datar del siglo XIII o el siglo XIV​.

La torre del homenaje es pentagonal y frente a ella se construyó un antemuro. Por detrás se encuentra una barrera formada por dos torres, una redonda y otra cuadrada que encuadran la puerta y conocida como El Castillejo, que es la entrada a la fortaleza.

A pesar de sus características militares es una fortaleza señorial

PALACIO DE LOS DUQUES DE ALBA

Este edificio gótico-renacentista, construido en el siglo XV, se descubre como un bastión defensivo, tal y como demuestran sus murallas, torres y aspilleras. Pero el palacio de los Duques de Alba, enclavado en la ciudad de Coria, junto a la catedral, es una casa señorial gracias a sus salones, jardines y columnatas.

Entre estos elementos destacan dos bellos patios góticos y un jardín mirador renacentista, que datan de mediados del siglo XVI.

En un principio este palacio fue ideado como un pequeño castillo, pero al edificarse una nueva fortaleza en la ciudad, terminó siendo una casa noble con fachada tipicamente española.

El municipio de Coria, tiene una superficie de 103,46 km² y​ cuenta según el padrón municipal para 2019 del Instituto Nacional de Estadística con 12.478 habitantes. Resultando una densidad de 120,61 hab./km²

La fertilidad de la Vega del Alagón propició, desde los primeros albores de la Prehistoria, el asentamiento del hombre en hordas o bandas con el objeto de aprovechar estas tierras.

Esta primera evidencia humana detectada en el término municipal de Coria se desprende del elevado número de útiles líticos pertenecientes al Paleolítico Inferior (1.500.000 a 100.000 años a.C.), realizados en su mayor parte en cuarcita, aparecidos en diversos yacimientos datados a finales del Achelense Antiguo (aproximadamente 300.000 años a.C.) y esparcidos por diversos puntos de la terraza fluvial del río Alagón próximos a la pedanía de El Rincón del Obispo.

Fueron los vettones, estirpe de rudos caminantes pastores de etnia celta, quienes fundarían, allá por los siglos VIII al VI a.C., la primigenia Caura. Oppidum fortificada en la que asentaron sus hordas de ganado trashumante. Durante la conquista y posterior dominación romana de la península Ibérica, la antigua capital vettona se constituyó en Castrum Cecilium Cauriensis a partir del siglo I a.C., pasando por municipio estipendiario hasta alcanzar, durante el Bajo Imperio, la ciudadanía romana como núcleo integrante de la provincia de la Lusitania perteneciente al Conventus Emeritensis.

La agonizante caída del Imperio Romano en el año 476, precipitó el asentamiento de nuevos moradores procedentes de los limes del Imperio: suevos, vándalos, alanos y godos… lo que permitió que la antigua ciudad romana de Caurium se convirtiera, a partir del siglo VI d.C., en uno de los centros urbanos visigodos más importantes del noroeste extremeño dotado de Sede Episcopal como atestigua la firma del prelado “Jaquintus, episcopus cauriensis” en la Actas del III Concilio de Toledo (589).

Con la invasión y posterior ocupación de Hispania por el Islam (711), la nueva Madinat Qüriya musulmana se convertirá en un enclave estratégico muy importante durante la Reconquista, siendo disputada por cristianos y musulmanes al codiciarla ambos como plaza de defensa fronteriza, hasta su conquista definitiva por Alfonso IX de León (1188-1230), tras la que se inicia la repoblación de la ciudad al concedérsele Fuero, hacia 1227, que regularía la vida concejil entre cristianos, árabes y judíos.

La llegada del siglo XIV, trajo consigo para la corona de Castilla toda una serie de conflictos político-sociales como consecuencia del esfuerzo centralizador de la monarquía frente al incipiente deseo de la nobleza de ampliar sus posesiones territoriales. Motivos suficientes éstos que sirvieron para que la ciudad perdiera su condición de realengo y se convirtiera en cabecera de Condado; posesión que pasaría por compraventa, en 1472, a manos del Ducado de Alba, título al que desde entonces se le añadiría el de Marquesado de Coria.

Durante todo el siglo XVI, la expansión vislumbrada en los sectores del comercio y la artesanía gracias a los estímulos y protecciones, tanto de ferias, como de mercados realizados en el siglo anterior por los Reyes Católicos (1474-1517) y el importante Descubrimiento de América (1492), propiciaron una época de relativa prosperidad económica que condujo a un sensible aumento poblacional y al levantamiento de numerosas construcciones civiles y religiosas a nivel local y nacional.

No obstante, también conoció esta tierra cauriense los avatares de los conflictos que se fueron sucediendo durante los siglos XVI, XVII y XVIII. Desde el acompañamiento al levantamiento de las Comunidades de Castilla en 1521 bajo el reinado de Carlos I (1517-1555), a la Guerra de Secesión Portuguesa de 1640 que acabaría con la independencia del vecino reino portugués durante el reinado de Felipe IV (1621-1665), y la Guerra de Sucesión Dinástica a la Corona Española (1700-1714) entre las Casas Reales de los Austrias y los Borbones que se saldaría con la proclamación de Felipe V de Anjou (1700-1746) como nuevo y primer rey Borbón de España.

 

El siglo XIX irrumpió en el concierto histórico de la ciudad con la opresión del yugo imperialista napoleónico francés. Hasta las puertas de Coria, devastándola y asolando sus campos, llegó el general Junot al topársela en su camino en la campaña de sometimiento llevada a cabo sobre la región de Extremadura, en 1811, durante la Guerra de Independencia (1808-1813).

Mas, no será éste el último enfrentamiento que tuvo que padecer esta milenaria ciudad pues, tras la abolición de la doctrina absolutista en favor de las revolucionarias ideas liberalistas decimonónicas, Coria y su partido vivieron los infortunados episodios de la Guerra Civil Española (1936-1939). Sin embargo, la historia actual nos revela ahora otros datos más alentadores de esta ciudad que empezó a caminar hace milenios, sabiendo aglutinar su pasado histórico con un presente dinámico y emprendedor, para convertirse en un núcleo atractivo y floreciente que busca, en la industrialización y el turismo, su despegue económico definitivo al objeto de impulsar y mejorar el estatus socioeconómico de la población.

FIESTAS DE SAN JUAN:

Fiestas populares en honor a San Juan Bautista (a pesar de que el patrono canónico de la ciudad es San Pedro de Alcántara), donde el principal protagonista es el toro. Se celebran todos los años entre el 23 y el 29 de junio y fueron declaradas fiestas de interés turístico regional en 1976.

El origen de las fiestas de San Juan, está en los vetones, de un claro carácter ganadero, que rendía culto al toro como animal sagrado. Desde el siglo VIII a. C., “Cauria” fue la capital del territorio vetón, y en su casco amurallado debían de realizarse ritos de tipo religioso, muchos de ellos relacionados con el toro y el fuego, que además coincidirían en cuanto a fechas con fenómenos estacionales como el solsticio de verano.

La religión romana y el cristianismo, adoptaron y asumieron antiguos ritos taurinos, y a partir del siglo V d. C. lo hicieron coincidir con la celebración en honor de san Juan Bautista, entonces patrón de la ciudad.

Respecto a testimonios escritos, en el Fuero de Coria, a principios del siglo XIII, refleja la importancia de la fecha de San Juan y su relación con temas ganaderos, y también se hace mención a las “carreras” que se celebraban en el actual casco antiguo.

Hacia 1480, Coria contribuye a la guerra de Granada y para ello “se cobraron en el obispado el quinto de los ambitestados, de los bienes mostrencos y de las corridas de toros”, todo lo que demuestra la importancia en el siglo XV de las fiestas taurinas, que en Coria siempre se corrían en el recinto amurallado y en la Plaza Mayor, construida en el siglo XVI precisamente para celebrar el tradicional espectáculo cauriense.

Durante el siglo XVI se multiplican los testimonios sobre los “Sanjuanes”, por ejemplo en un acta municipal de acuerdos de 1567, se hablan sobre estos.

También en el siglo XVI surge un litigio entre la tradición cauriense y el clero cuando el papa Pío V prohíbe las fiestas de toros, y en Coria se aplica el mandato que recoge Fray Manuel Rodríguez Lusitano en 1593: “Prohibido es en los días de fiesta correr los toros por las calles de la ciudad cerradas de tal manera que no pueda huir. Verdad es que pueden correr los dichos días llevando los pies atados con cuerdas fuertes o estando las puertas de la ciudad abiertas para que puedan huir”.

Pero el 24 de junio de 1606 se quebranta esa orden, y son excomulgados el corregidor de Coria y los regidores, que llevan su caso ante la Real Audiencia de Valladolid, y no sólo consiguen su absolución, sino que también demuestran que “en esta ciudad había costumbre inmemorial de correr los toros por las calles, con las puertas cerradas, en los días de San Juan Bautista (24 de junio), Santiago Apóstol y santa Ana (25 y 26 de julio) y Visitación de Nuestra Señora (8 de septiembre), con conocimiento y aprobación de los Prelados, canónigos y clérigos, participando éstos activamente en las fiestas”.

CONTACTENOS


Si desea realizar cualquier consulta o realizar una reserva, complete este formulario. Nos pondremos en contacto con usted con la mayor brevedad posible
.

+34 927 14 77 59 

Plaza de España, 14 – 10840 Moraleja ( Caceres )

Reservas@hotellaencomienda.es

PRECIOS ESPECIALES PARA AUTONOMOS Y EMPRESAS

10 + 12 =

Share This